SPACE10: COMO IKEA DEFINE HOY LOS DISEÑOS DEL FUTURO

La innovación es una de las claves para las grandes empresas hoy en día. Sin embargo, gestionarla cuando la estructura de la compañía es grande se convierte en un reto difícil. Algunos, como el gigante Ikea, se plantean modelos externalizados, en las que un ‘hub’ funciona como palanca de la investigación y exploración de nuevos modelos que puedan señalar los caminos a seguir en los próximos años.

En su caso, ese centro o ‘hub’ es Space10, un ‘future-living lab’, como ellos mismos se definen, situados en el centro de Copenhagen, apoyado por Ikea y cuya misión de Ikea  este centro de innovacios con Simon Caspersen, director de comunicacion–s de Space10 sobre el trabajo que desarrollann es investigar el futuro de la vida urbana, detectar los grandes retos que impactarán en el hábitat humano a escala global y explorar posibles soluciones. Su meta es crear oportunidades para una calidad de vida sostenible y más saludable para el futuro. Hablamos con Simon Caspersen, director de comunicaciones de Space10 sobre el trabajo que desarrollan y como enfocan la investigación de tendencias.

La visión de Ikea  es “crear un mejor día a día para la mayoría de las personas”. Y eso hoy en día se refleja en el modelo de negocio de la compañía: productos bien diseñados, agradables, funcionales y a precios asequibles. Pero, ¿cómo puede o debe cambiar esta propuesta a lo largo del tiempo? Precisamente Space10 debe dar respuesta a como los grandes fenómenos y tendencias variarán el modelo de negocio de Ikea en los próximos años. Una de sus principales funciones es “ofrecer una perspectiva externa de cómo Ikea puede innovar y cumplir con su visión de nuevas maneras que hoy en día su modelo de negocio no ofrece”, nos cuenta Simon.

Su forma de hacerla es tan de contar como compleja de llevar a cabo, “empujamos nuevas ideas y talentos para asegurarnos de que se invierten en oportunidades para un modo de vida mejor, más relevante y sostenible”, añade.

Pero, ¿qué es lo que hacen exactamente en Space10? Su tarea “no es diseñar productos. En eso Ikea ya es muy bueno”, aclara Simon. Space10 explora las tendencias y prueba conceptos capaces de responder a los retos que estas plantean. Para ello usan una metodología en cuatro pasos:

 

  1. INVESTIGACIÓN

Todo comienza con el conocimiento. “Tratamos de comprender y responder a los drásticos y rápidos cambios que sucederán en la sociedad en los próximos años”, cuenta Simon. Para ello la investigación de tendencias es una de las metodologías clave con las que cuentan. Aunque en este sentido no se centran en las tendencias en producto, observando lo que hacen otros en su sector, sino que intentan comprender los cambios socioculturales que afectan a los modos de vida.

El resultado son una serie de ítems más conceptuales, capaces de crear líneas de trabajo que exploren nuevos productos y modelos de negocio. Actualmente existen varias cuestiones a las que prestan especial importancia, nos cuenta Simon. El crecimiento de las ciudades y la urbanización masiva, las necesidad creciente de agua potable, comida y energía y la reducción del espacio vital “son algunos de los drivers de cambio que usamos como inspiración en nuestro trabajo”.

  1. EXPLORACIÓN

Workshops, conferencias, exposiciones, programas de residencias, co-creación de proyectos… En Space10 trabajan “diferentes iniciativas para explorar un mismo tema”, nos explica Simon. Para ellos la colaboración y la capacidad para atraer talento externo es principal para conseguir buenos resultados. No solo cuenta conocer las tendencias, sino tener la capacidad de traducir esos retos en propuestas dentro de la empresa.

  1. PROTOTIPADO

Muchos de los proyectos de Space10 acaban con diseños conceptuales. Su objetivo no es desarrollar productos comerciales que puedan llegar a tienda, sino plantear líneas de desarrollo futuro.

  1. PILOTOS

Una vez se han desarrollado los prototipos se testean siempre en entornos reales, pero en pequeña escala. “Los pilotos son extensiones de los prototipos más maduros que se lanzan en entornos controlados para recoger impresiones de diferentes segmentos de mercado”, aclara Simon. Así es como identifican los puntos clave y cuestiones a mejorar. “Si el piloto tiene éxito, Ikea puede decidir lanzar un nuevo producto”, concluye.

¿Y los retos para las empresas del hábitat en los próximos años?

Aunque “es imposible predecir el futuro” Simon tiene claro cuales son los condicionantes a los que Ikea y muchas empresas del hábitat tienen que dar respuesta en los próximos años. “Veremos como se expanden las poblaciones, avanza la urbanización, subirán los precios de la vivienda, lo que significará que las casas serán cada vez más pequeñas”, predice Simon. Las claves serán la flexibilidad y multifuncionalidad de los diseños, la optimización del espacio, la reducción y eficiencia energética y el incremento de la sensación de privacidad. Estos cambios también harán avanzar “la creación de espacios de hábitat compartidos o comunales, que cada vez serán más importantes para todos”, añade. Desde el punto de vista productivo, la economía circular, las materias primas y la energía serán las cuestiones que definirán la industria.

Pepa Casado

Pepa Casado D’Amato, fundadora e investigadora principal de Future-A, empresa dedicada a la investigación y aplicación de tendencias especializada en diseño industrial. Licenciada en Publicidad y RR.PP. por la Universitat Jaume I, MBA Development Studies (UNESCO) y posgrado en Content Curation (UOC).  Fue responsable del Observatorio de Tendencias del Hábitat (ITC) desde 2006 con el que ahora colabora externamente. Además es periodista especializada en diseño y cultura y colaboradora regular de Houzz y puntualmente con otros como Neo2 o D(x)i.

You may also like...