La nueva generación de packaging

Hay una relación directa entre desechos y alimentos, mientras que la introducción de los envases plásticos generó una disminución significativa de los desechos de alimentos, generó también un segundo problema: la cantidad de basura generada en el sector de la alimentación que tarda mucho tiempo en biodegradarse. El problema continúa vigente y aunque han aparecido iniciativas interesantes que proponen reducir el envasado o la reutilización de los mismos, nada parece definitivo. Los envases biodegradables son una de las soluciones todavía en vías de desarrollo y que parece tener dificultades para introducirse en los sistemas industriales de una forma eficiente.

Bajo esta premisa los diseñadores suecos Hannah Billqvist y Anna Glansén del estudio Tomorrow Machine han desarrollado estos prototipos de envases que por una lado, son funcionales y por otro se reintroducen en la naturaleza de forma rápida.

El envase, creado de celusosa, sirve tanto para cocinar como para comer en él. Se introduce agua caliente y cuando la comida está hecha el envase se abre solo. Una vez usado puede compostarse.

El envase, creado de celusosa, sirve tanto para cocinar como para comer en él. Se introduce agua caliente y cuando la comida está hecha el envase se abre solo. Una vez usado puede compostarse.

pack2

pack7

Este envase para aceites está realizado con azúcar cristalizado. Una vez usado se disuelve en agua.


pack8

 

 

Envase realizado con cera de abeja tratada. En envase es una lámina de poco espesor y puede pelarse como una naranja. Está pensado para alimentos secos como pasta o arroz.

Envase realizado con cera de abeja tratada. En envase es una lámina de poco espesor y puede pelarse como una naranja. Está pensado para alimentos secos como pasta o arroz.

 

pack6

Este envase para líquidos está compuesto por agar y agua y se disuelve en tan solo un mes.

Este envase para líquidos está compuesto por agar y agua y se disuelve en tan solo un mes.

Sabrina Veral Borja

Sabrina Veral es Técnico de Inteligencia Competitiva del Área del Hábitat y Responsable del Observatorio de Mercado de ITC. Licenciada en Administración y Dirección de Empresas y Licenciada en Investigación y Técnicas de Mercado ha trabajado con anterioridad en varias empresas fabricantes de cerámica como analista de mercados y responsable de comunicación. Algunos de los proyectos más reseñables dentro de ITC en los que ha participado son el proyecto europeo CERURBIS Ceramic Observatory for Urban Space, estudios de prospectiva para el sector cerámico y estudios de evolución de los subsectores que conforman su cadena de valor. Ha realizado numerosas auditorías de producto a empresas del sector cerámico y en la actualidad participa, entre otros, en el proyecto de inteligencia competitiva VIGILANCER para la diputación de Castellón.

You may also like...